«Me salvaron el pelo después de un tratamiento de queratina, los tintes no me dañan el cuero cabelludo, además el ambiente es muy relajado y con muy buenos productos».